Notas del Sur de la Frontera
Vista del matorral desertico en el primer plant y la Sierra del Novillo en la distancia cerca de San Pedro en las afueras de La Paz, Baja California Sur, Mexico

Esta sección contiene material escrito para el "UC BEE", un boletín mensual para los empleados y voluntarios del Jardín Botánico de la Universidad de California, Berkeley. Trata de nuestras actividades botánicas en Baja California, a partir de octubre de 2012.

Haga clic en cualquier foto para una imagen más amplia.

BEE ABRIL 2014

El Santuario de los Cactos - Jan. 25

El Santuario de los Cactos es una joya botánica sin igual. Se ubica unos 18 km al sur de la cuidad capital La Paz. Saliendo de la ciudad rumbo a El Triunfo y el cabo este, la carretera finalmente deja atrás los fraccionamientos rampantes y se dirige a la falda de las sierras y las franjas del bosque árido tropical de la región de los Cabos. La vegetación a lo largo del camino es alta y densa, especialmente para gente como nosotras de la zona más septentrional que conocemos mejor el matorral desértico más bajo y abierto.

La salida cerca del Km 178 es bastante obvia. La terracería de unos 5 kms, serpentina y pasando por unos vados, se dirige hacia el bosque. Las únicas señales de los seres humanos son los cercos y el camino bien mantenido. Estaba más lejos de lo que recordaba, pero finalmente llegamos a la entrada al panteón y la reserva.

Las laderas cerca de El Santuario de los Cactos

El paisaje típico a lo largo del camino de terracería. Todo está bien seco, aunque hubo bastante lluvia en los fines del verano. Hay una amplia variedad de árboles y arbustos leguminosos así que las cactáceas.

 

Matorral del bosque arido tropical

Un corral pequeño. La vegetación de esta área es bastante abierta. El árbol al lado del Cardón Barbón (izquierda) parece ser un mezquite (Prosopis sp.). El cerco es de un barrote 4x4 y las costillas del Cardón.

El matorral cerca del santuario de los cactos

Las plantas dominantes en el área incluyen: los cactos pitahaya dulce (en primer plano) y el Cardón Barbón (media distancia) y el lomboi (en primer plano).

 


Santuario de los Cactos

El rótulo enorme del santuario patrocinado por el gobierno, y la portería rústica, hecha de las costillas del Cardón y las hojas de palma. Afuera no hay vegetación mientras adentro la vegetación es densa y sin mucho daño del ganado.

Es sólo cuando uno llega a la entrada del santuario que se da cuenta de la pérdida del bosque circundante debido al ganado. En comparación con la ciudad a solo 18 kms con sus fraccionamientos tan densas, esta área tiene poca gente pero mucho ganado. Durante nuestra primera visita a este lugar en 2007, encontramos con una manada de vacas vagando por el camino y forrejando en el bosque. Muchas llevaban los tallos de cholla clavados en la cara o el costado, evidencia de que ni los cactos espinosos disuadían estas "aspiradoras del desierto." Todos los árboles parecían bien mantenidos, gracias a las podaderas bovinas y caprinas.

Nos recibió Demetrio, el portero voluntario, que tenía muchas ganas de mostrarnos el santuario, ofreciéndonos una caminata guiada (pide una cooperación modesta si uno puede al terminar la caminata). Nos pidió disculpas por el estiércol de vaca en la entrada, explicando que mientras estaba fuera, de alguna manera entraron las vacas y vagaba un poco por la reserva.

La diferencia entre el santuario y el campo afuera es como el día y la noche. Al pasar por la portería, entramos una selva árida donde los árboles y los cactos arborescentes alcanzan las alturas sobre las cabezas, oscureciendo el sol brillante. Podíamos ver los primeros de los letreros interpretativos que están por todo el parque, y podíamos investigar los frutos de los cactos de la temporada pasada.

La primera cosa que Demetrio nos indicó fue los cactos que crecían encima del techo de la portería como epífitas. Hubo Cardón Barbón (Pachycereus pectin-aboriginum), Pitahaya dulce (Stenocereus thurberi) y Garambullo (Lophocereus schottii var. australis). Estas tres especies crecen como un árbol en esta región de la península.

Santuario de los Cactos

La ramada de la portería, hecha de los troncos de palmas y las hojas. En el techo hay cactos jóvenes, creciendo como plantas epífitas.

 

El sendero entra el Santuario de los Cactos

Una foto tomada en nuestra primer visita al parque en febrero de 2007, 4 meses después del Hurricán John. Los cactos fueron inmensos y gruesos, llenos de agua. Las ramas forman arcos y dan soporte a los cactos.

Cacto columnar grand en el Santuario de los Cactos El mismo sendero de la foto de arriba, en 2014. Durante este viaje, muy cerca de la misma fecha del previo, la experiencia fue muy diferente porque todo estaba tan seco.

Letrero que explica el papel de las plantas nodrizas en el Santuario de los Cactos

Pone mucha enfasis en la importancia de las plantas nodrizas que crecen en simbiosis con los cactos y los protegen y aportan el suporte físico para su enorme peso.

La vegetacion en el Santuario de los Cactos

2007. La vegetación annual y perenne se marchitaba, pero todavía estaba muy verde. Todavía hubo charcos y lodo en algunas partes del sendero. El arbusto verde brillante es Tecoma stans var. stans.

 

Cacto columnar greand en el Santuario de los CactosEl estrato bajo del bosque fue menos denso y hubo pocas especies en flor, la más notable siendo Carlowrightia arizonica (vea imagen de Calphotos).

 

Se inauguró el Santuario el Día Mundial del Medio Ambiente en 1997. Los colaboradores del proyecto fueron Grupo Internacional INTERCACTI, con apoyo de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) y el Centro de Investigaciones Biológicas del Noroeste. Cuenta con 50 hectareas, seis de ellas abiertas al público.

Plantas nodrizas para los cactus grandes columnares en el Santuario de los Cactos

Las plantas nodrizas, aquí los mezquites, con las ramas entrelazadas son como andamios para los cactos.

 

Cactus epifitos en un mezquiteUna plántula de Garambullo. El Cardón de atrás crece en el suelo.

Cacto epifito

Otra función de las plantas nodrizas aquí en el santuario es crear nichos nuevos para las plántulas, como ésta Pitahaya Dulce de 60 cm.

 

Cactus epifitas en un mezquiteEl cacto pálido y delgado es un Garambullo. Él de más arriba (a la derecha) es un Cardón. ¿Cuántas plántulas puede encontrar?

En la península, el Cardón Barbón solamente se encuentra desde el área de La Paz y al sur hasta los Cabos. También se encuentra en el interior del páis. Muchas veces, desde lejos, es díficil distinguir el Cardón Barbón del Cardón (P. pringlei) que es mucho más común y se distribuye por casi toda la península. Generalmente es alrededor de la mitad del Cardón en su altura y tamaño, alcanzando apenas de 5 a 8 metros de altura y su tronco es de 0.3 a 0.5 metros de diámetro. En comparación, el Cardón alcanza a más de 20 metros con un diámetro de hasta 1.5 metros. Lo que he notado sobre el Cardón Barbón es la tendencia de tener un tronco largo y delgado que de repente ramifica en muchos brazos cortos que tienen puntas que parecen aplanadas, casi aplastadas. El Cardón tiene puntas un poco más redondas. Solo al acercar a las plantas, se puede distinguir la diferencia en el número de las costillas (de 10 a 12 para el Cardón Barbón y de 10 a 16 para el Cardón), y en las areolas y espinas.

Es más fácil distinguir este cacto arborescente cuando tiene botones, flores o frutos. Las partes exteriores del perianto de los botones y flores son de un color rojo morado mientras las mismas partes del Cardón son de color cafe a verdes. Los frutos son del tamaño de una pelota de tenis y tiene cerdas largas mientras el fruto del Cardón es un poco más pequeño y las cerdas son muy cortas. 

Las flores de Pachycereus pectin-aboriginumCardón-Barbón. Note las partes muy oscuras del perianto que son de color café solamente cerca de la base de la flor, y las cerdas espinosas que solamente se encuentran cerca de las cimas del tallo donde brotan las flores. Más abajo en los tallos, las espinas son de color gris con puntas negras, gruesas y abiertas en vez de densas como las de arriba.

 

Muchos frutos en Pachycereus pectin-aboriginum

Cardón-Barbón. Los frutos se parecen un poco, pero note el perianto oscuro que todavía está conectada en la punta del fruto que parece rizada debido a las cerdas de 2 a 6 cm de largo. El fruto es de 6 a 7.5 cm de diámetro.  Compare las espinas en las costillas con las en la foto a la derecha.  Junio de 2005.

 

Letrero que explica el metabolismo CAM

El santuario cuenta con letreros informativos bilingües, como éste que describe el metabolismo CAM. Haga clic en la imagen para ampliarla.

Las flores de Pachycereus pringlei Cardón. Note que las partes exteriores del perianto tiene una cubierta uniforme de cerdas cortas de color café.  También puede ver las areolas desnudas que anteriormente tenían espinas delgadas, abiertas y de color gris.  Al madurarse, el Cardón generalmente pierde las espinas a lo largo de las costillas.

 

El fruto de Pachycereus pringlei

Cardón. Note el color pálido de perianto marchitado y las cerdas muy cortas del fruto que generalmente son menos de 1 cm de largo.  El fruto tiene apariencia de a una pelota de tenis y es de 5 a 7 cm de diámetro. Note las espinas escasas a lo largo de las costillas en la región fértil de los tallos. Junio de 2005.

 

Letrero sobre el almacenaje de agua por los cactus

Letrero que describe cómo la familia de los cactos (Cactáceas) almacena la humedad. Haga clic en la imagen para ampliarla.

Como mencioné, el Cardón Barbón es uno de los tres cactos arborescentes en la reserva. También hay la Pitahaya Dulce (Stenocereus thurberi) y el Garambullo Capense (Lophocereus schottii var. australis). En las zonas más áridas de la península, como Mulegé, tanto la especie de Garambullo más común (Lophocereus schottii var. schottii) como la Pitahaya dulce faltan de un tronco y las ramas densas brotan directamente al nivel de la superficie del suelo. Las dos puedan alcanzar a 6 m de altura pero de 3 y 4 metros respectivamente son más comunes.

En comparación, la variedad que se encuentra en la región de los Cabos generalmente tiene un tronco corto y puede alcanzar hasta 8 metros de altura. La Pitahaya Dulce también puede tener un tronco corto en esta región y fácilmente alcanzar a los 8 metros.

Enorme cacto arborescente Lophocereus schottii

Este Garambullo impresionante, visto en 2007, alcanzaba al menos 7.5 metros de altura y 4.5 m de ancho.  Recuerdo cuando estaba bajo el cacto, mirando hacia arriba con la boca abierta. Nunca había visto un Garambullo tan grande.  Era tan alto que algunos tallos se hundían bajo su propio peso, colgando hacia la tierra.

 

plantulas de los cactos

De plántulas...

 

La forma del cacto Pereskiopsis porteri

Lo que parecen unas ramitas desnudas, es en realidad un cacto primitivo que todavía mantiene hojas, Pereskiopsis porteri.  Es arbustivo o casi una trepadora, utilizando otras plantas para sostenerla.  Se llama localmente Rajamatraca o Alcajér (foto abajo).

 

LeLas hojas del cactus Pereskiopsis porteri Todavía hubo algunas rajamatracas con hojas. Tiene alguates y de 1 a 3 espinas delgadas y largas (puedes verlas en la rama a la derecha). La flor es amarilla.

Enorme aborescente cacto Lophocereus schottii cactus ha caido debido al daño del huracan

Desgraciadamente, el cacto increíble no sobrevivió el Huracán Jimena en 2009.  Demetrio nos dijo que al principio parecía bien, pero pocos días después se cayó, produciendo un gran estruendo. Ya después de cuatro años y medio, la mayor parte de los tallos se descomponen.

 

El guia con unos cactos arborescentes

...a árboles. La reserva protega las plántulas del ganado.

 

Ferocactus townsendianus

Un ejemplar de una biznaga endémica a BCS (Ferocactus townsendianus var. townsendianus) con fruto. Las flores son anaranjadas teñidas con rojo y se parecen mucho a las de Ferocactus peninsulae.

 

Ferocactus townsendianus La Biznaga alcanza 50 cm de altura. Tiene de 3 a 4 espinas centrales que son gruesas, y la espina principal tiene un gancho al final.

Algunos de las Pitahayas Dulces muestran el crecimiento interrumpido de los tallos, con muchos segmentos pequeños, como en la foto de abajo (a la izquierda). Un botánico una vez me dijo que cuando hay daño a la meristema apical, el cacto se compensan y  crea un tallo nuevo desde unos de las areolas laterales, donde generalmente las ramas y flores brotan, y entonces de allí continúen su crecimiento vertical.

La Pitahaya Dulce en la foto de abajo (a la derecha) tiene tanto esta forma de crecimiento como una mutación genética que se llama fasciación. Los tallos con este mutación se llaman fasciados, cristados o crestados. Una descripción de este fenómeno se puede ver en esta página. Otro sitio de Web tiene centenares de fotos de los ejemplares fascinantes y una explicación (en inglés) de esta anomalía aquí.

Stenocereus thurberi con mutacion de tallo
Stenocereus thurberi con una mutacion conocido como fasciacion o cresta

Nos gustó mucho los cactus en la reserva y también me interesaba mucho identificar las otras hierbas, arbustos y árboles. Desafortunadamente, Demetrio no los conocía muy bien y los letreros no los mencionaron. Hubo algunas plantas conocidas, como Carlowrightia arizonica (vea una imagen de CalPhoto) que antes mencioné así como Jatropha cinerea (lomboi, Euphorbiaceae) y Palo de Arco (Tecoma stans var. stans, Bignoniaceae). Esta última planta se puede ver en UCBG (Jardín Botánico de la Universidad de California) en el área del Desierto del Nuevo Mundo. Está a un lado de la banca justo antes de llegar al área de Asia. Cuando la vi por la primera vez en UCBG, me captó el tamaño de las hojas y flores que eran más pequeñas que en las plantas silvestres.

Esta especie es americana, nativa a México y muchas partes de Centroamérica y Sudamérica. En la península, es probablemente una de las especies ornamentales más utilizadas. Aunque crece bien en Mulegé en el jardín, y de vez en cuando escapa a los baldíos si hay suficiente agua, no se encuentra como una planta silvestre. Se extiende en Baja California Sur desde la región de Loreto hacia el sur hasta los Cabos.

En el santuario, mientras caminábamos por los senderos me di cuenta que fue uno de los arbustos principales dentro del área protegida. Demetrio nos explicaba que los indígenas utilizaban las ramas para elaborar los arcos (de caza) porque las ramas son muy flexibles (por eso su nombre común Palo de Arco). Entonces siguió con una demostración: dobló una ramita de 1 cm de diámetro en un círculo completo sin quebrarla.

El arbusto Tecoma stans

La forma de Palo de Arco (Tecoma stans var. stans, Bignoniaceae).

 


Cacto arborescente arque sobre el sendero

Una Pitahaya Dulce arquea sobre el sendero y un Palo de Arco, invitando a los visitantes entrar en el bosque encantado.

Las flores de Tecoma stans.

Atractiva a las chuparrosas nativas y las abejas, las flores de Palo de Arco miden alrededor de 4 cm de largo por 2 cm de diámetro .

 

abrazando un cacto enorme

El amor y respeto de Demetrio por el Santuario y los cactos fue muy evidente durante el paseo guiado. Uno de los Cardones Barbones más grandes.

Hemos llegado al fin de nuestra “tour” virtual del Santuario de los Cactos. Espero que le gustara esta mirada al otro de los tesoros poco conocidos de Baja California Sur. Vale la pena visitar el santuario, aunque sea solamente para experimentar estos cactus tan grandes y majestuosos junto con sus árboles guardianes en su excepcional bosque árido tropical.


Mulegé - Apr. 15

Para continuar con uno de los temas de la nota anterior de este mes, pensaba subir algunas fotos adicionales de un cacto crestado que acabo de encontrar hace unos días. He encontrado pocos ejemplares a lo largo de los años aquí, y por eso me gustó mucho al encontrar una Pitahaya Agria (Stenocereus gummosus) a sólo unos 75 metros de nuestra casa. Hay un baldío en frente y hace unos meses hubo algunos topógrafos que medían el terreno. Para realizar el trabajo tuvieron que cortar un poco de la vegetación. Y dejaron descubierto el cacto crestado. Cuenta con hasta diez ramas o tallos y al menos cuatro son crestados o multi-crestados. Las formas son interesantes...

Cacto crestado

Una de las ramas con varias crestas.

 

Crested cactus

La Bota.

Cacto crestado

Desde un ángulo más bajo se puede ver otra rama con crestas atrás.

 

Cacto crestado

La Cola de Ballena. A la derecha, abajo se puede ver una parte de La Porra.

Y algunas fotos más de cactos raros. Abajo hay dos Cardones (Pachycereus pringlei). La primera foto muestra bien la razón por la cual en inglés esta especie se llama Elephant Cactus (Cacto de Elefante). La segunda foto parece una vela derretiendo en el calor del día.

El tronco parece una pata de elefante
El tronco de Cardón

Hasta el mes que entra...

Debra Valov—voluntaria curatorial

Arriba